domingo, diciembre 20, 2009

W.

- Si, viste. Son todos una mierda, a ninguno le encontrás algo bueno. Primero brillan, después se apagan, primero encandilan, después opacan.

Claro, le respondí. Por que sí, que se yo, ni siquiera sabía por que me lo decía, y siguió hablando..

- Primero que nada, te acordás de A? Bueno, el, es buen chico, si, tiene una obsesión increíble con el materialismo, con las cuentas, las finanzas, se perdió de el por buscar factores meramente superficiales, yo lo quería mucho, pero se apagó cuando empezó a hacer eso. Lo quise mucho pero empecé a darme cuenta de que estaba convirtiendose en esa parte de la sociedad que tanto asco me da. Yo lo creía libre y terminó siendo más preso de la superficialidad que nadie en el universo.

Después, bueno, B, encandiló, brilló, llenó todo de luz, y después no pagó la factura, no se hizo cargo, se dejó llevar por la pelotudez, por otros brillos, las lucecitas del arbol de navidad, bien de mierda, bien efímeras, esas que no te aportan nada de luz. Terminó muriendo el verdadero B. Ahí morí yo también, me opacó, me secó y me dejó más apagada que nadie.

- Lo querías?

- Claro, más que a nada en el universo, pero jamás lo entendió, ni lo valoró. No se si alguna vez me quiso como decía, nunca me dejó ser yo, siempre me limitó, siempre tenía la palabra exacta para tirarme cuando me paraba. 

- Qué habilidoso.

-Que hijo de puta. Tenía el joystick para controlar todo. Mi cabeza, mi corazón, mi vida. Podía subir el aire o quitarme el oxígeno con un solo botón. 

-Por qué no te paraste y corriste si notabas eso?

- ¿Cómo podés pararte y correr si estás pegada al suelo? Es imposible. Estaba estancada. Todo de el me retenía y nada me dejaba caminar. Ni sola ni con el. 

- Las pesadillas no sólo están en las películas.

- Exactamente. El fue mi pesadilla.

- La peor, diría yo.

- Sí, sin dudas.

- C parecía distinto.

- Sí, es bueno. Pero no brilla. Ni encandila. C es una lámpara de emergencia, de esas que se prenden cuando se corta la luz y te ayudan a llegar a un lugar seguro. Un tránsito. No tiene la suficiente fuerza como para que yo elija esa luminosidad.

- Vos buscás demasiado.

- Sólo luz. Lámparas de Watts infinitos que no se apaguen nunca, que me dejen caminar por donde quiero y estén para iluminar aunque no las lleve de la mano en el momento que cruzo un parque oscuro a medianoche.

- Entonces?

- Entonces nada. A veces hay luces que no necesitan estar siempre en la mano, o colgadas, o en tu sombrero, sólo te hacen brillar por que sabés que están brillando, aunque estén en la China, si están encendidas, van a iluminarte.

- Creo que se de que hablás, pero creo que esa luz no probó su brillo.

- No, claramente, no tiene noción. Se vende como lámpara de bajo consumo, y lo peor es que se esconde en la estantería de luces de emergencia, atrás de todas las cajas, intentando que nadie lo vea. 

-Entonces sí podés ver su luz?

- Claro, vos creés que voy a dejarme llevar por lo que diga? Total, yo puedo caminar perfectamente, aunque sea de noche y el camino tenga trampas para osos.

5 comentarios:

K dijo...

aaaaissh
volviste a la perfeccion,a las buenas lineas,a las quejas,a los sentimientos volcados.
cuanta alegria me da eso!!
es tan lindo verte brillar de nuevo por aqui...se te extrañaba tanto mi niña!!
muakates,ya tendremos tiempo de conversar,te extraño mucho claro!!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Yugoslavija dijo...

anónimo?

Julio dijo...

Interesante... digo me gustó tipo voy a leerte cada tanto. Recién googlee amneris rousse blogspot y pum ah y también vi el cortometraje hahaha por que la gente mala te molesta por internet ? qué mal
Espero que andes bien y bocha de cosas espero poder contarte una cosa que me pasó ayer?

Anónimo dijo...

Sigue con tu trabajoque vas muy bien con las posteadas a ver si miras estos sitios a ver que pensais
http://www.vidacotidianitica.com/ http://asnvidas.blogspot.com/ http://asnvida.blogspot.com/ http://estebanzr.blogspot.com/ http://asnnegocio

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by D Sharon Pruitt